Queenmaster

Demonio

Tu nombre en una pared 
es el detonante que necesite 
para enfrentarme en el amanecer 
a un demonio que jamas olvidare. 

Un demonio vestido con tus besos, 
esos que me permitian soñar. 
Ahora solo me tortura y asi dejo 
que me cubra esta solitaria realidad. 

Recuerdos me atan a una necesidad 
que ya no lograre satisfacer. 
Pensamientos que me impiden volver 
a aquellas epocas de felicidad. 

Sentimientos que nunca mueren 
seran la tumba de mi verdad. 
Y asi me quedo sin aliento, 
deseando que solo me aleje el viento. 

Los dias pasan sin cesar, 
el demonio vuelve a atacar. 
Y aunque no puedo continuar, 
la batalla vuelve a comenzar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.