angelillo201

Libres. ( poema para los muertos)



A Ricardo, de la federación de Sagunto, compañero infatigable en las asambleas de desempleados de la CGT donde nos conocimos y participamos desde el principio de la crisis, un accidente de moto te ha apeado muy pronto de este mundo cuando quedaba tanto por hacer.

*

Hay un quejido interminable,

A uno y otro lado,

 en esta tierra que pisamos,

Una sombra de pozo

  persigue nuestros pasos,

para hundirnos dentro de nuestros zapatos.

Una pegatina  se arranca

Para ponerla en un sobre

Con una fecha de asamblea.

Nos conocimos para ir todos juntos,

A derribar los muros del sistema.

Un trabajo colectivo,

que no llegó de mandato divino,

Sino de una decisión de  asamblea.

Pero no pensamos nadie del colectivo,

 Que tanto sufrimiento personal ,

sería un ariete contra nosotros.

 

Los equipos perecen bajo los golpes

Y la grieta de  todos los bandos

A uno y otro lado del sistema

 se hace más grande con cada muerto.

Las murallas  tiemblan  de pena

Y hay quien piensa que dentro del corazón,

Quizás  se puede hacer algo,

Para que se abran las puertas,

Angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.