guanaco tiburón

El Solitario Tiburón

Vagando la gran oscuridad del océano,

Nadando sin descanso con lágrimas en sus ojos

Es el gran tiburón y solo

llora por su soledad,

Más profundo que el océano

Es el abísmo oscuro que esconde

Debajo del mar,

Nada sin descanso buscando

Un ser a quien quiso amar,

No cualquier tilapia que se le cruze

Pero a la sirena divina a quien quiere,

Se la llevó la corriente sin decir adios

Sin saber de ella, de sus sentimientos,

Con gran esperanza, nada los siete mares

Buscando señales de su amada sirena,

Nada triste el tiburón,

Nadando por una sola razón,

Sin saber si la volverá a ver

Sin saber si ella lo quiere ver,

Día y noche nada cruzando el mar

Como una flecha cruza el corazón,

Con mucha fé y amor pero también con dolor

Cruza las aguas el solitario tiburón,

Las ballenas se burlan de él,

Las orcas se ríen sin saber,

Su único deseo

Es volver la ver y tener

El mismo gran amor

Con que reinaban sus palacios, y sus sueños,



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.