Octavio Márquez

Miedo

Bruma tenue y lluvia.

Silencio y noche borrosos.

Ojos gigantes desprovistos de luz.

Tambor campaneante en una

jaula de huesos y cristal.

 

Figura sin humanidad que repta

en las orillas, en las entrañas y piel.

 

Susurro de sombras y garras que acarician

el suelo. Ojos burlones que se hacen saetas.

Que acarician carne, hiel y temor ajeno con 

dedos fríos.

 

Electricidad hecha espasmos que estiran

las piernas. Que se desprenden de los sentidos

para correr por abrigo.

 

Zarpas carmesí que crecen a la luz

de focos agonizantes. Piel erizada

y bocanadas que se ahogan en coros

sin voz.

 

Trino seco de búho.

Garras y fáuces que estocan

la sinfonía final.

 

 

Octavio Márquez

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.