Santiago Miranda

Eres una estrella que no podré tocar

 

 

Y te miro desde lo lejos, partido
En cientas de astillas de dolor
Te miro a lo lejos, te adoro dividido
Permanezco en tu relumbrante sombra
De pudor y convoco la contra rebelión celeste
¿Cómo derribar los fulgores de astros
Amantes sin amor? -Trayectorias
Despojadas de su colusión fundamental-
Sitiar el centro de luz : amor / estallar
En tu ovusol / expulsar esta blanca alma
Inmortalizar la carne perdida, una vez más
Ascender lechoso en la vía láctea, salpicar
De amor la concavidad intocable de negrura
~•~
Eres la estrella que no podré; podrá tocar
Mi carne humana pero el amor y la razón
Metafísica de lo trascendente sabrán
Adorarte en el reino de lo no visible
No fallido no mortal coronarte
De prístino placer: hacerte, volver
Atrás al uno oal silencio
Sabrá lo que no puedo ser
En el accidentado proyecto terrenal



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.