Armando Cano

TE BURLASTE DE MI.

 

 

Que bién que te burlaste,
me dejaste, sonreiste y me abandonaste;
te deshiciste de mi.
Me dejaste huérfano de tus ojos,
y tus besos, de tus dedos,
de tus sencillos cabellos,
y tu forma de mirar.
Me robaste la esperanza y también
las ilusiones.
Me cancelaste la visa
para llegar a tus pechos,
a tus pequeños secretos,
y tu mundo en libertad.
Me quitaste de las manos
muchas noches de soñarte,
una vida desbocada,
las gaviotas de mis playas,
y mis tazas de café.
Por creer en tus palabras,
pues jurabas que me amabas,
por creer que me querías,
hoy no tengo playa,
no tengo arena, ni tengo mar.


© Armando Cano.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.