Raquel Garita

¿Solo sexo?

Me encantan sus labios

Un primer beso y la perdición

 

Él me miro a los ojos y me dijo:

  • ¿Solo eso quieres de mí? ¿Sexo?

 

Pero viendo sus ojos descubrí que lo quería  todo con él.

Y tuve miedo.

De decirle lo que sentía.

De entregarle un secreto tan preciado.

 

 

Preferí mostrarme como la fría, la sensual, la mayor…

 

Y siempre sus mensajes me alegraban el día.

Un snap y me erizaba al instante.

 

¡Si!

Porque con él era la chica mala.

Porque ese niño lindo tenía cada célula de mi cuerpo enloquecida.

 

Una video llamada.

Noche ardiente.

Imaginando.

Deseándonos.

 

Todos mis miedos se iban al instante.

Y mis prendas iban cayendo mientras le mostraba mi desnudez.

 

Mi cuerpo reclamándolo.

Atrayéndolo.

Jueves 6:00 p.m.

 

Mío.

Mío.

Mío.

 

Él me miro a los ojos y me dijo:

  • No te enamores

 

Lo miré extrañada y le dije:

  • ¿Estás enamorado?

 

  • - Si.

    ¿Solo eso quieres de mí? ¿Sexo?

 

Y esta vez le devolví la pegunta

-¿Quieres algo más?

 

  • Sólo esto- respondió sin más

 

¿Y las indirectas?

¿Los estados?

¿Las preguntas?

¿Los detalles?

 

Maldito. Indescifrable como ninguno

 

Porque esa noche yo le hice el paraíso.

Mil posiciones.

Mil orgasmos.

Mil promesas.

 

Él me entregó su precocidad y un adiós para siempre.

 

-Si. Sólo era sexo

Comentarios3

  • Miguel

    Buen poema :)

  • JAVIER SOLIS

    Delirante escena
    misterios escondidos
    solo placeres rendidos
    luego ratos olvidados.

    Muy lindo gracias ppor compartirlo bella poetisa
    Con cariño
    JAVIER

  • Lualpri

    Disfruta !
    Genial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.