Juan Beltrán

Taciturnos

El alterno universo yace en tus ojos
¡Ah! tus divinos ojos
¡Ah! tus labios, tus comisuras, tu rostro
Tus manos –aunque blancas- los pinceles
Que pintan el sol a estos fríos días 
Tu calor a este invierno le basta
Para volverse florido, como primavera
Y es que tienes todo para ser todo, mujer aun taciturna
Es admirable la música que emanas desde el alma
¡Te quiero!, te quiero porque no encajas en el mundo
Pero mi mundo que guardo en esta caja, encaja en el tuyo
Al menos desde mi rincón es lo que intuyo 
Eres tú, mi otra parte, lo sé, te reconozco 
Mas consiente estoy de ser para ti diminuto 
Yo un pobre y escuálido chucho, que nada tengo
Dime, ¿qué hago con este banal verso?
Siendo lo único palpable entre tu y yo

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.