Kert Atticus

Fuego

Estaba cansado de ti,
de  que llegaras a invadir,
a poseer mi soledad aquí,
que asfixies y no dejes vivir.

Estaba aburrido de ti,
de que vivieras en mi memoria,
que robaras todo de mi,
mi arte, mi aire, mi gloria.

Quemé tu tinta
tus palabras, tus recuerdos.
Quemé tu amor, tu lista
de cosas sin hacer, míranos.

Ya no estoy ahí
la dulzura no escapa mis labios.
Ya no hay calor aquí,
ya no estás, ni estaremos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.