Bernardo Arzate Benítez

El pedestal.

 

 

Algunos hombres quieren que otros hombres

caigan de su pedestal y se pongan a su altura,

por que en ese pedestal nunca se escribirá sus nombres,

ni pueden añadir un codo a su estatura.

 

Autor:Bernardo arzate Benítez

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.