Alberto Navarro.

Inerte.

Habitar en una aurora gris no es nada confortable.

Las horas pasan arrastrando grilletes.

Todo dentro de mis fauces arde.

Entre tanto cubro el alma para que no hable.

 

Obligándola a ser muda,

Voy volando en el abismo del olvido.

Camino sin temor aunque ando en deuda

por las catástrofes que has traído.

 

Me siento solo, para contemplar el silencio,

es la mejor manera de visitar mi umbría.

Luego de minutos en descenso,

el blanco sosiego es lo único que moría.

 

 

 

 

 

 

Wilberth Alberto Piña Navarro.

 

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Tu introversion,, trata de asimilar, tus penas...si como tu dices, no suele ser confortable.-
    Que bien lo has expresado en tu poema.-
    Me agrado leerte.-
    Un cariñoso saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.