Harim Montiel

Tan sólo una carta

Esta carta es de un enamorado

que vive su existencia en soledad

porque entiende que el amor

no existe donde el odio vive...

 

Entiende que lo que un día fue,

al perderse ya no vuelve nunca.

 

Entiende que amar es vivir,

no morir en soledad acompañado.

 

Entiende que el amor respira

donde el corazón se entrega.

 

Tan sólo entiende que hay que disfrutar

el sentimiento y separar la fantasía

de la realidad y así, con el corazón 

en la mano sentir que la magia de amar

existe cuando un beso te roba el aliento,

cuando una mirada te congela el cuerpo,

cuando una caricia es la fuerza que

enloquece el alma y te hace soñar.

 

Hoy soy ese enamorado que entiende

que nunca se debe dejar de amar…

Nunca se debe dejar de soñar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.