F-JAZ

Dormidos bajo el sol

Era un alma cualquiera

de entre tanta adormecida

y tranquilas conformadas

bajo el verano implacable

de las grandes alamedas.

Mas alguno traía agua

y entregaba apasionado

por caudales senoidales.

Mas algunos no bebían

esos no toleran el agua.

Mas algunos solo tragan

esos son del cuerpo y no la mente.

Mas algunos muy sedientos

esos, esos son saciados.

Agua dulce verdadera

para un sol tan implacable.

Agua dulce de nuevas generaciones

que se contamina solo para ser más pura.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.