Luciano Navarro

Pará


El reloj me aturde
y ya no siento al entorno
...
solo a lo interno
...
voces fantasmas como sombrero
y se me inundan los luceros.

 

Ideo que el diluvio descansa
que se retracta
- porque en su lado la indulgencia es mansa -
pero no pasa
...
por la iniquidad se avalanza.

 

Y creo en voces subyacentes
que ofrecen manos calientes
...
pero el tiempo avanza
...
y se esfuma la esperanza.

 

Y me figuro en realidades
en donde no costó partir
...
donde no abruman las miradas
...
y en el entorno soy feliz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.