Bolívar Delgado Arce

NAVIDAD vs. NOEL

A veces siento que el dolor

me inunda en llanto,

                                 mar adentro,

cuando nostálgico al pie de mi pasado

contabilizo los meses y los años

de esta infancia reprimida,

añorando el momento que la comadrona

sin que lo autorizara me cercenó el ombligo.

 

Pienso,... siento..., interrogo:

 

Por qué tanto alboroto y propaganda

que ahoga mis sentidos y mis ansias?

 

JUGUETES,

ju-gue-tes,

j-u-g-u-e-t-e-s

amontonados, desparramados,

alienando mi ilusión desprotegida;

penetrando cual puñales por mis ojos

asesinaron mi corazón de niño.

 

Para qué la NAVIDAD con tanto ruido

si Jesús nació conmigo sin pañales,

sin almohada, sin albergue?

sin...sin...sin!

 

Por qué tanto dinero derrochado

en una sola noche tan igual a la primera?

 

Ju-gue-tes?

                 Para qué?

si juego con el viento,

             con la lluvia

             con la luna

             con mi sombra,

                                     en las calles y en el fango.

Juguetes?...

                  Para qué?,

si tengo tantos, cuantos quiero,

cuando me da la gana:

          Una hermosa PELOTA DE TRAPO

                                                en una esquina;

AVIONES DE PAPEL con ansias de volar

                                          en otro cielo;

mi CABALLO DE MADERA insatisfecho; y

un CARRO DE CARTÓN cualquier modelo;

                                        de Pepsi,

                                             Tropical, también

                                              Buchanans,

Un BARCO DE PAPEL con noticiario

      para surcar el Mar de tus Angustias.

 

Para qué juguetes?,

si tengo el alma y el estómago vacíos.

 

NOEL?... Para qué,

si no es amigo

                    de los "pelados de mi zona".

 

NOEL: Vuelve a tu extraño reino

                            de nieve, de trineos

que acá, somos latinos, me dijeron

                                        en la Escuela;

que acá me siento bien

                              bajo la sombra

                              de la Línea Equinoccial.

 

 

                                     Lauro Yumbla Lucero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.