Verano Brisas

EL HOMBRE PÁJARO


AVISO DE AUSENCIA DE Verano Brisas
Ninguna


Soy el hombre pájaro,

aunque no logré el peñasco solitario

desde la isla encantada.

 

Desafié los tiburones mientras iba

luchando contra las corrientes.

Aceché las hurañas aves marinas

y alcancé para mí su primer huevo.

 

Fui uno de los antiguos moai

que despertaron sobre la roca basáltica;

estuve con ella perdido en el océano.

 

Llegué con los polinesios desde el sudeste asiático

al mando de una de sus piraguas dobles.

En aquella isla realizamos una escala

taladrando y puliendo nuestros dioses.

 

Luego seguimos a Perú,

donde nos establecimos,

y al resto de América del Sur.

Como ven, soy el hombre pájaro

que ha sobrevivido a todos los cataclismos.

 

Ahora vivo en Orongo, mi poblado,

y cada año, en pleno invierno,

hago la travesía

desde la isla encantada hasta el peñasco solitario.

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Una vida muy interesante poeta.

    Saludos cordiales.
    Sami.

    • Verano Brisas

      Gracias Samantha. Recibe un cordial saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.