Jose Areli

Canción

Mi corazón está reseco y mayugado

como fruto que se queda en el frutero,

Es alimento de cuervos y gusanos

y depende solo quién llegue primero.

 

Mi corazón tiene un mordisco en el costado.

Y quizás fue aquel bocado tan certero

que bastó para dejarlo desplazado

y para siempre perforado como un cero.

 

¡Ay mujer que lo dejaste abandonado

En las metálicas redes del frutero,

Te hubieras llevado todo en el bocado

Y así me libras de este fruto traicionero!

 

Mi corazón tal vez nació de un limonero.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.