Armando Cano

No lo sé.

No sé lo que pasa conmigo, no lo sé.
He luchado tanto por encontrar el amor,
y hoy que me topo contigo,
con tus ojos y tus dedos,
con tus hombros y tu pelo;
me niegas, y te niegas
la oportunidad de quererte,
de que yo te quiera.
Me niegas todo cuanto he soñado,
y no quieres estar a mi lado
por el temor al que dirán.
No ganamos nada con ocultar

nuestros sentimientos,
porque el amor que tu me tienes
te destila por los ojos,
y ese temblor de tus labios rojos
no has logrado controlar.
Siento tu piel hirviendo
cada que rozo tus brazos,
y me parto en mil pedazos
por no poderte ya hablar.
Hablar, acariciarte toda,
llenarte de besos y de flores,
de poemas, mariposas
y de tantas otras cosas
que en tu pelo dejaré.
Te pido que me entiendas,
que recapacites, reflexiones
y que entiendas mis razones
de que tu eres ciertamente
la razón de mi vivir.

 

(c) Armando Cano



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.