Kiara Ruiz Ramos

Inmarcesible


Mis miedos se ocultan en las nubes
y si llovemos a veces por las noches,
guardamos el sol en los bolsillos
para lanzarlo al amanecer.

No esperamos la calma que llega tras la tormenta,
nos levantamos tras abrazar los escombros
y reconstruimos un portal más fuerte
porque nos queremos de una manera inexplicable
y resulta irrealizable el renunciar a quererte.

Paso a paso, persigo los rastros
que has impregnado en mi alma
y es que, amor, desde que llegaste tú,
encendiste las luces que mi oscuridad
había ocultado en el tiempo.

Dejé a rienda suelta a mis besos
y todos te encontraron
-incluso sin buscarte-
aun cuando el silencio te cerraba los labios

y así pude prescindir de ti,
como prescinden los sueños
de las noches
y como prescindes tú de mi amor.

He trocado risas por caricias rotas
y no tengo pizcas de arrepentimiento,
solamente tengo iridiscentes rosas
y este, inefable,
amor inmarcesible…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.