Armando Cano

Hasta que haya puertas, escaleras y ventanas en el cielo.

Hasta que deje de llover un día
Te dejare de amar.
Hasta que el sol se vista de negro.
Hasta que haya puertas,
escaleras y ventanas en el cielo,
te dejare de amar.
Y te dejare de amar
el día que ya no crezcan flores en tu pelo.
Cuando ya no revoloteen mariposas
en tu mirada.
Cuando ya no haya lágrimas
en tus ojos, o cuando escuche un ¡ NO !
de tus labios rojos.
Entonces solamente entonces
ese día te dejare de amar.


©Armando Cano



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.