Peniel Ramirez

Bailemos

Imperial, de porcelana,
esa belleza tuya,
se ha roto en otro espejo.
Ven, bebe de mis ojos: reflejo;
Ven mírate muy cerca y bailemos.
Hay música en tu piel, tan tersa (encanto añejo).



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.