Mauro Enrique Lopez Z.

ENTRE ROSAS Y PENAS


MUJER QUE PASAS POR MI JARDÍN;
Y NO ME MIRAS A VER,
NO LO HAGAS PARA MI.
HASLO PARA LAS ROSAS,
POR POR QUE ELLAS SABEN
COMO ME HICISTE FELIZ.
Y SE PONEN TRISTE
AL VERME INFELIZ.


Entre rosas y penas pasa la vida
tejiendo las ilusiones en un lamento
desgarrado el corazón ya sin aliento
tratando de vivir una felicidad fingida.
Vivamos que la vida es corta
no dejemos de construir sueños
pincelemos de colores los ensueños
seguir soñando feliz es lo que importa.


La verdad no se lo que vivo
Porque lloro en mi habitación
Nunca me en señorón a vivir
Entre rosas y penas
Las acaricies con mano de seda
T das cuentan te clavan sin importarle nada
Y las penas te hieren hasta el alma
Las penas son las que apagan las ilusiones
En el pecho no se calma el dolor
Pero luchare para olvidar lo que lo provoco
Para se gruir viviendo, por que no seré un prisionero de la soledad, ni delas flores que clavan, ni arrastran penas que matan
Eco del alma


Si traspasas mis rosales
Obsequiales tu mirar
Pues su pena sería grande
Si te vieran alejar...


Entre rosas y espinas
zozobradas,
de puñales se desgastan
mis poemas,
entre penas...
destiladas de alegría,
se desgarra...
la razón
de mi condena.
(PANI).


mis manos rasgadas,
mis vos quebrada,
como nunca estuvo,
libre ya de penas, ya de vivir eternamente
las estacadas de los puñales
tu inconsciencia,
de tus penas,
de tus irracionalidad,
mas aya de amarte u olvidarte
mis manos rasgadas
mis manos lastimadas por las rosas
que le entregaste llenas de espinas
de un sentimiento perdido en hastío.


Entre rosas y penas esta mi vida
desde que te fuiste
castigo espero que de Dios recibas
por tu atrevimiento de ofenderme,
lo santo no se da a los cerdos
porque profanan el espíritu
y mi vida está entre rosas y penas
desde que perturbaste la paz de mi espíritu
que va saber un don nadie lo que es el espíritu
si no se ama a si mismo menos puede amar a otros
indeleble será mi nombre en tu boca,
me veras cuando comes, cuando duermes,
cuando te bañes, cuando te mires al espejo,
cuando camines, cuando cantes, cuando enfermes
evocaras mi nombre para salvarte.
¿Ahora quien vive entre rosas y penas?
Cada ofensa tuya se volvió bendición a mi vida
Gracias por ser tan bueno y tan
malo como el diablo mismo,
Hablar de Dios, no es lo mismo que creer en Dios.
El pez por su boca muere... no por las espinas....


Entre rosas y penas se deliza el manto de la vida,lleva piedras y algodones en sus vestidos.Debemos aprender a vivir en sus diversos latidos (Edith Colqui Rojas-Derechos Reservados)


Entre rosas y penas
Aquellas que fungen como cadenas
Cadenas del jardín de mi lamento
Lamento que me carcome tan lento
Tu causante de toda mi condena
Cuna de este dolor que quema
Regálame tan solo un "lo siento"
Y deja que mi pena se vaya con el viento


Cuanta alergia recibí
el día que me ofreciste
aquella rosa
y hoy llora pues ya
desojada
llora conmigo
esta pena
ELENA


¿Que ha sido de mi jardín,
Silencioso espejo de mi hambre?
Eres el escozor de mi alma,
cada espina de los rosales.
La semilla en la tragedia:
Tú mirada.


Rosas y penas,
Han de ser mis condenas,
Unas pérdidas en tus amores,
Y otras transformadas en dolores,
¿Ahora que me queda?
Solo un signo de tu ausencia;
De tu silueta perdida en las olas,
Ahora sólo vuelves bajo la aurora,
Y en la luna que aparece en veces,
Tu cara está impresa en cada estrella,
Tu voz viene con el viento y me atropella,
Y tus ojos, son dos luceros que me humedecen.
-Zoroastro-
.


¿Que ha sido de mi jardín,
Silencioso espejo de mi hambre?
Eres el escozor de mi alma,
cada espina de los rosales.
La semilla en la tragedia:
Tú mirada.


Que yo cultivo mis rosas,
labro, estercolo y las riego
porque mujer, cuando pases,
acompañe a tu belleza
algo, como tú, muy bello.
Échales una mirada,
mujer, que por tí las riego,
por tí me pincho al podarlas,
por tí, también me embeleso.
¡Echales una mirada,
que yo también os la echo!


Ruego a la vida que vuelva,
La mujer que más amé,
La que quedó en el ayer
Como experiencia suprema;
Esa mujer tan selecta,
Con tal perfume en la piel
Que robó en un santiamén
Esa llave de mi puerta;
Y con ella se metió
A mi casa, donde hoy sola
La venero como un Dios
Toda cubierta de rosas:
Un altar para el amor,
Que para mí es como soma…


Entre rosas y penas voy día a día, soñando con el amor de mi vida,
Suspirando para ser el indicado para ella,
Haciendo lo mejor que puedo hacer todo los días,
Amarla de lejos porque entre rosas y penas,
Donde no pierdo la vergüenza y cada minuto perdido es una pena,
Donde cada sonrisa que coincidimos es una rosa.
MARFRAM.


La vida es como una rosa
Hermosa pero con espinas,
No hay rosa sin espinas
Pero tampoco espinas sin rosa.
Hay que regocijarse de que las
espinas esten cubiertas de rosas.


Falleció el rosal que plantamos
cuando tu te te fuiste, rosas
de pena se deshojaron y cayeron
a tierra deshechas.
Era las rosas de color rojo intenso,
como nuestra pasión y amor, pero al
partir tú, se murió la flor.
Y solo tengo entre las hojas de un
libro, los pétalos que recogí llorando,
pues tú ya te habías ido.
María Isiszkt


Porque sois así, mujer hermosa , tan bella. Porque sois la que siempre esperé, la más deseada entre todas ellas. Porque sois un ángel que trajo un pedacito de cielo a mi vida. Porque sois entre las rosas la más linda. Con usted en mis días, yo no puedo sentir pena.


Procura comportarte como las mariposas,
ellas, no buscan la flor más linda del jardín,
sino aquella que tiene mejor contenido.
Emiliodom


Entre rosas y penas:
En el jardín de la vida
Danza sin detener el vuelo
No hay vida sin dolor
Ni rosa, ni flor, sin vida.


Entre rosas y penas
córren las lágrimas
allí donde el alma se serena
las penas son espinas
que en el corazón se llevan
gotea la sangre en la palabra
del que entre rosas navega
soñando en el jardín
juegan los niños, juegan
mientras el tiempo pasa
y las arrugas llegan
pero sigue habiendo sol
y un cielo cuajado de estrellas
las manos siguen unidas
las rosas borran las penas
si las regamos a diário
con besos y cosas buenas
vamos a hacer un relicario
con esas risas que tiramos
para sembrarlas de nuevo
en ese amor que cultivamos
huele a paja y a centeno
la era en el alma la llevamos
si sembramos rosas, seguro
que con su perfume
las penas ahuyentamos
siempre hay una esperanza nueva
un beso entre los labios
el amor de una madre o esposa buena
y en las manos un relicario
para quitarnos las penas
esas que tenemos a diário
si sembramos rosas
hay que contar con las espinas
esta vida es un calvario
pero se curán las heridas
con el bálsamo de tus labios...


¡Mi Rosal está triste!...
Las rosas no quieren abrir
sus pétalos...
Ya no hay quien riegue
mi "jardin encantado",
pues su fiel jardinero
ha volado al cielo
en alas de las mariposas
de mil colores,
dejando saudades y sedientas
a las hermosas ROSAS
de mi ROSAL!...
Nhylath


Siempre veo tu jardín a mi paso,
Te digo que las rosas he mirado
Cuando el Sol está en el ocaso
Y su belleza me ha impactado.
En la ronda temprana me deleito,
con el aroma de las flores al abrir.
He visto que el lirio va de pleito
por las rosas que han de venir.
¡En un rosal que está florecido,
No cabe la tristeza y sí el olvido!


Por el camino voy andando
Entre rosas y varias espinas
Las cuales voy esquivando
Contigo al amor voy encontrando
se que jamás de ti me iré olvidando
Miriam Inés Bocchio


Maravilla para mí son las flores
las hay rojas, verdes, amarillas y hasta violetas
pero como tú sólo hay una.
La rosa destinada para ti, rosa mía
esposa querida, te dedico
los mejores versos de mi vida,
junto con un ramo de flores que no envejecen,
con una delicadeza tomo tu mano
y te guio por los caminos espinosos
que tiene la vida.
Vida mía, delicada flor dorada.
-Juan Carlos Soto.


Mujer que pasas por mi jardin
con tu cuerpo perfumado,
dejas los Lirios cantando,
las Violetas y el Jazmin,
Mujer que vas por ahi
con tu singular belleza,
dejando a todos embelezados,
tienes el arte plasmado
en toda naturaleza.
David (el poeta de fuego)


Siempre veo tu jardín a mi paso,
Te digo que las rosas he mirado
Cuando el Sol está en el ocaso
Y su belleza me ha impactado.
En la ronda temprana me deleito,
con el aroma de las flores al abrir.
He visto que el lirio va de pleito
por las rosas que han de venir.
¡En un rosal que está florecido,
No cabe la tristeza y sí el olvido!
Raiza N. Jiménez


Entre rosas y penas forjaste
ese amor que muchos desean,
mucho cariño tu demostrestes
donde hogastes todas tus penas.
J.L.Otero H.


Entre rosas y penas
pasa mi vida
hoy las rosas me dan alegría
y mañana todo es pena.
Entre rosas y penas
esperaré por ti.
¡Esa es mi condena!


Y en verdad en el alma brilla
un jardin de oro, eterna maravilla
yo lo cuido cual tesoro
de sus rosas me enamoro
soy una mujer sencilla
en su perfume me embriago
y con mis manos rompo las espinas
yo riego mi jardín
con agua cristalina
de la fuente del amor
allí donde el corazón se reclina
bendita rosa que en el rosal anida
entre vuelos de mariposas
rie y canta, feliz y hermosa
¡ Jardinero ! ¡ Cuídala con esmero !
¡ Mírala ! ¡ Que preciosa !
Parece de terciopelo
cuando se columpia en su tallo
mecida por el viento
brilla la tarde, con color de caramelo
y no mires sus espinas
que el amor y el dolor son hermanos
es la esencia divina
ese lastre que todos llevamos
navegando por esta vida
sueña la ilusión
cabalga la esperanza
por el hipódromo del corazón
¡ A ver si alguien la alcanza...!

Comentarios2

  • Iris Lugo

    Hermoso...... "" Entre rosas y penas:
    En el jardín de la vida
    Danza sin detener el vuelo
    No hay vida sin dolor
    Ni rosa, ni flor, sin vida."" Totalmente de acuerdo ¡NO HAY VIDA SIN DOLOR!

  • Silvia del Valle Suarez

    Que. Ueno quedo!!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.