Armando Cano

BESO ANHELADO

El beso que ayer te di
me está quemando el alma.
Me sigue mordiendo los labios
me invita una, otra vez,
a buscarte, a volverte a besar.
A llenar de ilusión nuestras vidas,
a curarnos viejas heridas
que otro amor un lejano día
en nuestras vidas dejó.
Me está impulsando a seguirte amando,
a seguir tratando nuestro mundo cambiar.
Ese beso no fue robado,
fue tan sólo dado
en un impulso de amor.
Fue algo normal, algo esperado.
No fue rudo, no fue forzado;
fue un beso sencillo anhelado.
Tú lo sabes, también lo sé
es el primero de tantos,
de tantos besos, que un día te daré.

©Armando Cano.

Comentarios1

  • Henar Tejero Pascual

    Bellos versos. Me gustó la frase final.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.