Asunmar

DESESPERANZA

Una rosa orgullosa y perfumada

regada con la lluvia del olvido

en el rincón sombrío abandonada

bailando los compases del destino

marchita y sin espinas, desolada

sigue en pie cansada su camino

de su antigua rebeldía despojada

un único deseo pide al cielo

anhela porque ya no espera nada

que la muerte silenciosa y obstinada

la meza entre sus brazos pronto un día.

Comentarios1

  • BLANCO Y NEGRO

    Muy bueno.

    • Asunmar

      Gracias Aetos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.