El Hombre de la Rosa

¡¡¡ LOS DESASTRES DEL HÁBITAT HUMANO !!!

 

 

¡¡¡ LOS DESASTRES DEL HÁBITAT HUMANO !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

Que pretende tanta ipocresia humana

provocando un desequilibrio terrestre,

que adorna esa querencia de desastre

siendo pavorosa tanta miseria vertida,

para recrear ese caos que se desborda

con su matada naturaleza entristecida.

 

Ese caos que significa ese hacer diario

cuando el peso de los océanos devasta,

surgiendo la riada de magma derretido

por ordenamiento de placas tectónicas,

saliendo las montañas hacia el Nirvana

aullando entre este magma enardecido.

 

Mira de calmar fuegos de roca ardiente

ni acometas extraer oro de esos mares,

tampoco importa la miseria de esa vida

cuando las sociedades aguijan ese mal,

deshordenando esa misericordia herida

que se disipa en precipicios de pávidos.

 

Todo progreso desaparecerá sin rastro

sepulto o quemado por la roca liquida,

todo epitome de hombre desaparecerá

 aunque lo escribas en una piedra dura,

todo lo quema el soplo de este infierno

 resignados en ordenado caos Universal.

 

Pero siempre queda algo de esperanza

 es inmortal tu génoma de nuestro gen,

tu manumisión brota desde la placenta

 porqué estas reencarnaciónes perecen,

disueltas en unas energías prodigiosas

disueltas en la fogosidad de la materia.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

24 de noviembre 2018

 

 

Comentarios9

  • Lualpri

    La destrucción del hombre por el hombre mismo !

    Un abrazo Críspulo.

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Lualpri por tu presencia y tu gentil comentario.
      Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
      Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
      El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
      El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
      Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
      Con un abrazo de sincera amistad:
      Críspulo Rufino Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

      • Lualpri

        Abrazo

      • Anton C. Faya

        Todo, todo lo que tocas va a desaparecer... Quedan las ideas mi querido Crispulo entre ellas tus poemas...

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Anton C. Faya por tu presencia y tu gentil comentario.
          Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
          Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
          El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
          El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
          Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
          Con un abrazo de sincera amistad:
          Críspulo Rufino Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • JoseAn100

          Hay muy poca conciencia de habitante y ciudadano de la tierra. Parece que no importa. Una enorme pena. Un abrazo.

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo JoseAn 100 por tu presencia y tu gentil comentario.
            Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
            Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
            El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
            El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
            Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
            Con un abrazo de sincera amistad:
            Críspulo Rufino Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • BLANCO Y NEGRO

            Gusto leerle siempre buen poeta.

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo AETOS por tu presencia y tu gentil comentario.
              Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
              Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
              El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
              El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
              Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
              Con un abrazo de sincera amistad:
              Críspulo Rufino Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa

            • Elenas

              Que placer leerte mi amigo que savias palabras
              enhorabuena maestro

              • El Hombre de la Rosa

                Muchas gracias estimada señora compañera en la poesía y gran poetisa amiga Elenas por tu presencia y tu gentil comentario.
                Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
                Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
                El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
                El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
                Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
                Con un abrazo de sincera amistad:
                Críspulo Rufino Cortés Cortés
                El Hombre de la Rosa

                • Elenas

                  Muchas garcias!

                • Miriam Inés Bocchio

                  Querido amigo Críspulo,realmente es muy triste como se enseñan tantas cosas menos cuidar del planeta,del habitad del hombre.
                  Hermosa reflexión que nos lleva a pensar mucho!!!
                  Cariños de Inesita

                  • El Hombre de la Rosa

                    Muchas gracias estimada señora compañera en la poesía y gran poetisa amiga Miriam Inés Bocchio por tu presencia y tu gentil comentario.
                    Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
                    Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
                    El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
                    El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
                    Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
                    Con un abrazo de sincera amistad:
                    Críspulo Rufino Cortés Cortés
                    El Hombre de la Rosa

                  • Hugo Emilio Ocanto

                    Un terma más para la gran reflexión, poeta.
                    Cordiales saludos de amistad.
                    Hugo Emilio.

                    • El Hombre de la Rosa

                      Muchas gracias estimado rapsoda compañero en la poesía y poeta amigo Hugo Emilio Ocanto por tu presencia y tu gentil comentario.
                      Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
                      Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
                      El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
                      El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
                      Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
                      Con un abrazo de sincera amistad:
                      Críspulo Rufino Cortés Cortés
                      El Hombre de la Rosa

                    • David Arthur

                      Por avaricia y poder destruimos nosotros mismos Críspulo.

                      Muy buen poem amigo,

                      Un abrazo poeta,
                      David

                      • El Hombre de la Rosa

                        Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo David Arthur por tu presencia y tu gentil comentario.
                        Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
                        Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
                        El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
                        El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
                        Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
                        Con un abrazo de sincera amistad:
                        Críspulo Rufino Cortés Cortés
                        El Hombre de la Rosa

                      • Paloma P.P.

                        Muy bonito tu poema que me ha encantado leerte. Un fuerte abrazo amigo.

                        • El Hombre de la Rosa

                          Muchas gracias estimada doctora compañera en la poesía y gran poetisa amiga Paloma P.P. por tu presencia y tu gentil comentario.
                          Los desastres del hábitat humano marcan el sendero determinante que la naturaleza normaliza para esterilizar nuestra perversa forma de destrozar todo lo que el hombre manipula.
                          Las poderosas fuerzas ocultas bajo el manto frágil de las placas de roca dura, sirven a la naturaleza para regenerar todo lo que en nuestro planeta azul a manipulado la sociedad humana desde los orígenes conocidos de nuestra corta existencia.
                          El Fuego y el frío, son las medicinas, que nuestro planeta tiene para regenerar los desastres que el hombre a provocado, a través de la corta historia de nuestra viciada y podrida humanidad.
                          El castigo no importa porque tenemos que morir, dejando al viento solar el recuerdo de que los humanos dejan siempre a nuestro planeta inhabitable.
                          Que las princesas de la felicidad llenen tu hogar de amor y de paz..
                          Con un abrazo de sincera amistad:
                          Críspulo Rufino Cortés Cortés
                          El Hombre de la Rosa



                        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.