Heber Urbina

Cadena de amor

 

Yo te pertenezco mi amada

mis manos están aprisionadas

al semblante de tus mejillas

y tu alma es dueña de la mía

 

Mis ojos son esclavos

de tus miradas princesa

como dos almas encontradas

nuestros besos se desean

 

Mis labios están encadenados

a los labios de mi princesa

su textura suave como rosas

saciaría la sed de mi boca

 

Mi corazón esta atado al suyo

y en el esta escrito 

con letras de oro

el nombre de mi amada

 

Mi cuerpo te pertenece princesa

haz de el lo que te plazca

abusar de el cuanto quieras

pues tu eres su dueña y señora

 

Eres la dueña de mis miradas

mis ojos no ven a nadie más

tienes el centro de vista

eres la niña de mis ojos

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.