Jarbe

Enamorado de un engaño.

       «Tienes interior de pija
                     no me creo tu poesía,
                                  solo te importan tus
                                                    sentimientos.»

                                            -Pablo Hasel- 

 

Mis ojos siguen
derramando Guadalquivires
incluso cerca de Diciembre,
mientras ella ya es feliz
lejos de mis versos.

 

Ya ni recordará mi existencia,
y mientras tanto yo
me entrego al alcohol
para olvidar su ausencia.

 

Ya quisiera la nieve
ser tan fría como ella,
o haber sido tan bella
a los ojos de este poeta.

 

Ojalá esta herida fuera leve,
y la borrase la lluvia como borra huellas.
La supernova de esta estrella
está demasiado cerca.

 

Era tan concupiscible
que no pensé en aflicción,
y ahora mi corazón
no hay quién lo repare;
y eso era tan predecible
como que habrá olas en los mares.

 

Siempre estuve en el fondo,
pero nunca fue tan hondo.

 


Mañana es 23 de Noviembre,
y conociéndome
lo pasaré rezando un réquiem
o entregado a Dioniso.

 

El amor real duele,
el amor falso se esfuma
más veloz que el humo
al aire libre.

 

Mintió y yo quise creerla,
ahora su egoísmo
es el seísmo
que me ha hecho más escombros.

 

Como duele ser el uno
de dos
que echa de menos,
el único que echa de menos.

 

Enamorado de un engaño,
o enamorado del daño;
ya no sé ni de qué estoy enamorado.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.