Amaneceres Abruptos

Aprenderemos a soñar



----- Dale al play -----

 

APRENDEREMOS A SOÑAR

El deseo es un clamor apagado,

pero un día aprenderemos a soñar

y dejaremos de andar sonámbulos

improvisando sonrisas entre cuatro paredes.

No rescataremos el rumor,

el ritmo lento y espectral

de todas las palabras llevadas por el viento.

No mendigaremos promesas que nunca brotaron en la boca

y quedaron atrapadas en las cuerdas vocales.

No codiciaremos el eco de unos pasos fugitivos,

ni la huella indeleble en la nieve permanente de las cumbres.

Aprenderemos a soñar

y mezclaremos colores ignorados en lienzos infinitos.

Redactaremos versos en un ajuste de cuentas

de palabras que nunca combinaron.

Encontraremos un recodo del camino,

un cruce de sendas paralelas que acaben divergiendo.

Enjugaremos el llanto que rezuma sobre unos párpados de mármol

y el deseo será de nuevo un incendio repentino

y el fragor alucinante de un millón de pájaros en llamas.

 

©Amaneceres abruptos

Miguel Herrero Villavieja

 

Comentarios2

  • Anton C. Faya

    Choque de imagenes y bellos versos, como siempre... Te felicito !!!

  • Acuarela

    Me gusta este aprendizaje.
    Gracias por compartirlo.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.