Nosequenombreponer

Brindis de agradecimiento

Un día de estos

cuando el pulso carezca de anomalía

y los pájaros no muden de plumaje

os convocaré a todos.

 

Alrededor del mundo

donde gravita intacta la esperanza

y los sueños se perpetúan con la fuerza en la sangre.

 

Vosotros, siempre ambidiestros,

alejándome siempre la derrota

rescatasteis mis alas de nácar fruncidas doce veces.

 

A todos os aclamo con vocación de agua

que limpia la memoria de escombros y verdugos

y asienta en cada paso una huella impecable.

Rocío Redondo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.