Sara Human

Emoción

Que bella caída has tenido,

cual flor en el jardín te abriste

y en hierba te hundiste.

 

Fue hermoso verte florecer,

abruptamente te esparciste,

efíramente te luciste,

y pacíficamente te moriste.

 

Adiós pequeña amiga,

recordaré tu fulgor,

creceré con amor

recordando con rencor

lo efímero de tu calor.

 

Porque lo poco que hiciste

no se comparará jamás,

fue gracioso mientras duró

pero ahora se fugó

y sólo quedó

un pequeño fulgor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.