Higorca

SOLEDAD Y LLANTO

 

Camino despacio, lentamente

¿para qué correr? No queda nada,

aquellas piedras no estaban ayer,

hoy… no quiero pensar si acaso esconden,

la tumba de alguien que quedó atrás.

Ando despacio, no puedo correr…

debo mirar cada uno de los rincones

que deje ayer…

Ahora ya no quedan ni flores,

han muerto también…

Los gases regaron jardines y almas,

arrasaron… mataron, difícil entender

No veo niños, ni escucho sus juegos,

sus risas, sus llantos de infancia…

¿Qué queda pues?

La tierra quemada, las piedras amontonadas,

sin ningún quehacer ¿por qué?

¡¡Me pregunto una y otra vez!!

¿Hasta cuándo durará pues????

No me quedan más lágrimas,

ni gritos y menos palabras…

Mientras camino por ese sendero

de pequeñas pisadas que ahora ya sé

¡Nunca veré crecer!

 

Comentarios2

  • Pedro Ruiz Lopez

    Quedan tantas cosas bellas para los lectores como yo que me gustan tus poemas, lo bello de la poesía se involucra con tristezas amor y alegrías, como escritora bien lo sabes y agradezco haberte leído en este momento, con esto me alientas en la vida,

    Saludos desde Morelia, México, hasta Málaga España

    • Higorca

      Muchísimas gracias distinguido amigo por esas palabras, ellas me llevan a seguir adelante pensando que no puedo defraudar a nadie.
      Un fuerte abrazo desde este pequeño país.

    • Mallito

      Saludos Poetisa, un placer disfrutar de tus letras tan sentidas. Que tengas una tarde, noche, inspiradora.

      Mallito

      • Higorca

        Muchas gracias por leer mis humildes letras, sentir que son leídas me llenan de alegría y por todos sigo siempre adelante.
        Abrazos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.