Santiago Esquivel

Segundo Lamento.

Segundo lamento.


La ortografía y la ironía devoraron mis textos,
Pero solamente tú me devoraste el corazón.

 

Vestí a todas las rosas elegantes para tu despedida,
Pero aun así se marchitaron.

 

Decoré cada átomo del mundo para hacerte feliz,
Pero aun así, jamás lo logré.

 

Fui el delincuente que robó tus noches,
El suicida progenitor de un amor infeliz.

 

Anocheciendo, descongelé tus recuerdos,
Y con ellos la melancolía más intensa del planeta.

Comentarios1

  • María Isiszkt

    Encuentro siempre tanta profundidad versada que me atrapas de pleno.
    Un abrazo

    • Santiago Esquivel

      Me alegra tanto leer tus dulces palabras querida Mari, no te imaginas cuánto.

      Un abrazo también para ti.

      • María Isiszkt

        Pues alégrate doblemente porque a sincera no me gana nadie, aunque sea IMPERFECTA.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.