QUINSONNAS

COBARDE (SONETOS)

 

 

 

Cobarde, al observarte, no me atrevo

siquiera a una mirada de soslayo

y tímido y propenso hacia el desmayo

gimiendo avergonzado me repruebo.

 

El golpe que recibo no me es nuevo

sintiéndolo caer igual que un rayo

y actor improvisado y sin ensayo

temblando, este papel, lo sobrellevo.

 

Me asfixio en el telón que me abandera

muriendo repentino en la trinchera

que quiso apaciguar mi nerviosismo.

 

Cercanas, tus pupilas, algo notan

y envueltas de belleza me agarrotan

plagadas de hermosura y misticismo.

 

Sintiéndome al quererte un pobre iluso

divago con la opción de hallarte enfrente

soñando en mi interior, profundamente,

con darle a estas palabras voz y uso.

 

Cobarde me debato algo confuso

andando taciturno y quedamente

callado por completo e incoherente

mi ser entre tinieblas inconcluso.

 

Escapa mi valor contigo al lado

y en mudo me convierto repentino

sin nada que al temor detenga o pare.

 

Mi voz es un quebranto maniatado

con ruegos de una súplica al destino

que añoran conseguir que me declare.

 

 

Comentarios5

  • AMADÍS

    Geniales. ¿donde sacas tanta inspiración. Un abrazo David.

  • Syol Parra

    Muy buenos los dos sonetos...
    Felicitaciones !

  • Lualpri

    Excelente !
    Mis aplausos !

  • Ana Maria Germanas

    Tu mundo interior David, alucina, con tus creaciones.-
    Muy, muy bello leerte.-
    Un cariñoso saludo.-

  • Johnny Asdrúbal Mora Leiva

    Genial composición amigo... muy hermosa. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.