Emyzag

**~Mía~**

Mía


**~**

El otro día,

sentí alegría,

sentí la corriente correr,

¡por la piel, por la piel!,

por el deceso,

en exceso,

que sentí palpitar el alma,

y resucitar contra todo rencor,

que até la vida a la vida,

eres mía, mía mía,

querida alma viajera,

que extraña el enlace distraer,

correr por aquella vertiente,

cuando se ama más el alma,

y exteriorizar la luz,

en cada letra de la palabra del adiós,

mía, eres mía, mía, mía,

cuando corres a ser en silencios,

lo que calla la ansiedad,

de poseerte en la sola soledad,

cuando logras ver el cielo gris,

de la tempestad a cuestas del sol,

pero, aún eres mía, mía, mía,

el alma mía aunque viajes por el mundo…

**~**



















     

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante y hermoso tu poema estimada Zoraya
    Un placer visitar tu portal.
    Saludos de amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.