Alejandro Schleyer

Lo más lindo que he visto

He visto cosas extraordinarias
que la imaginación no comprende.
Sí, he visto cosas que estremecen,
que asombran, que inspiran y que elevan.

¿Te cuento?

He visto a la muerte consumir
almas, ingenuas y preparadas.
Vi los ojos de un hombre asustado
que, donde “tenía que”, no estaba.
(No quiero irme con remordimientos.
Hay muchos que se van de este modo.)

¿Qué más he visto?

He visto a la vida dar más vida
y quitarla sin necesidad.

Un día conversé con un ángel;
desde entonces compartimos cartas.
¡Vi los ojos de Dios sin morir!
Y conocí al diablo tentándome.

¿Sabes?

Fallecí dos veces. ¡Tres! ¡No! Cuatro.
Al parecer tengo cinco vidas.
Vi el Cielo...
vi el infierno...
pero en ninguno pude ingresar.
Y por lo que vi... prefiero el Cielo.
Al parecer vas a estar ahí
y en el infierno ninguno habla.

Vi también llamas, no las malignas,
sino unas que te hacen muy feliz
mientras purgan las faltas de amor.

He visto otras cosas también.

Viajé en el tiempo y conocí mucho.
Descubrí misterios del pasado
y sé cosas que sucederán,
pero en ningún futuro me vi

sin ti.
¿Sabes por qué?

Hay muchos caminos en el mundo
Yo escogí en el que estoy contigo.

He visto mucho
y seguiré viendo mucho más... probablemente.
Sin embargo, de algo estoy seguro:
eres lo más lindo que yo he visto,
que veo y que veré alguna vez.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.