Alejandra Hinestroza

MI BÚSQUEDA

Y eso de lo cual siempre intentó escapar, esas salvajes ansias de huir de la ciudad, ese miedo infame a fracasar, esas tantas noches melancólicas; los vacíos que siempre trato de saciar, las cosas que no me proporcionan felicidad, las verdades pronunciadas a cuartos, las falacias instauradas en la cotidianidad, las letras haciendo estragos en mis pupilas, el licor venciendo a todos los espías y el cigarro como sanación del dolor.Los días densos, los cielos bloqueados, el infierno vaporizado.

Las almas extraviadas, Los sueños volátiles, los corazones feroces, hambrientos de justicia. Las risas condenadas, los ojos sin colores, los labios titubeantes, taciturnos, ambiguos.Manos con desesperación de sentir la piel renovada, almas destinadas a luchar por la causa. Luchar por lo nuestro, lo que nos pertenece, lo auténtico, luchar y luchar ha eso hemos venido.

Desangrarnos, desarmarnos, peleearnos, y vencerlos. Luchar, porque el pueblo es el que tiene que ganar.

He venido a buscarme, a pelearme, a perderme, a perderte y encontrarte, en otros sueños, en otros labios, en otras dilataciones, en otros deleites, en varios orgasmos, en gritos austeros, en miserias grandiosas, en besos ajenos, en cuerpos violentos. Te encontraré, me encontrarás, me encontraré, quizás en muertes, quizás en el alcohol, en bares, en cafés, en las andanzas misteriosas del universo, nos encontraremos.

Me besarás, te besaré, nos regalaremos una muerte instantánea, de esas restauradoras, haremos que el amor cumpla sus deseos en nuestras vidas desgastadas, arruinadas y tan amadas. Y al final, está búsqueda, estás ansias de perderse, está insensatez por encontrarse, todo esto tendrá sentido, cobrará sentido si por fin doy contigo.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.