Roberto V

Nuestra elección

 

No elegimos el sendero de la virtud
Por las riberas el río, hasta nuestro
recodo, lejos de miradas ajenas
Allí, en sus orillas, desnudamos 
nuestras almas de todo pudor
Encallé mi boca en tu vulva. mi
lengua esclavizó de placer tu vagina
Tu grito de placer explotó en el bosque
y  no sé
Si las aves volaron de miedo o fueron
a llevar el mensaje de nuestro escondido
amor

Rob_

9/11/18

Comentarios1

  • bambam

    Me gustó
    bambam



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.