Hugo Blair M.

¡ No entres !

 

¡ No entres ! carne inmóvil solo allí verás,

no me busques, allí no me encontraras,

es cuerpo ausente que no tiene sombra

solo es luz de un planeta ya extinguido

o de un sol que ilumina el blanco rostro.

 

Ya se ha ido el espíritu que animaba

a ese ser, a otro puerto él ya se fue.

¿Dónde quedarán mis dispersas huellas?

si por entre el espacio ya me expando

como un rayo de luna en plenilunio.

 

Serán atardeceres de eternidad

desnudas ramas, ruinas de tormenta,

aunque otra puerta a un mas allá existiera

seré el polvo acumulado en las rendijas.

Más mi ausencia jamás será tu fin.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.