QUINSONNAS

LÁGRIMAS (SONETO)

 

 

 

Comiéndose el rubor de mis mejillas

un líquido metal sollozo hundido

llorando en sus herrumbres derretido

al verme, ante tu marcha, de rodillas.

 

Son lágrimas que enciendes y acaudillas

fundidas en el horno que has hervido

caldera de un adiós inmerecido

que deja de mi estampa sólo astillas.

 

Me atacan al saberme maleable

y ardiendo, corrosivas, me desploman

la piel de una coraza vuelta estaño.

 

Carcomen a mi acero inoxidable

y ahora, sin tenerte, por mí asoman

alzadas en la hoguera en que me baño.

Comentarios5

  • Lualpri

    Felicitaciones !

  • Johnny Asdrúbal Mora Leiva

    El corazón del caballero de la armadura oxidada...

  • AMADÍS

    Mis aplausos!!!

  • Evandro Valladares

    Felicidades para tan exquisito cultor de sonetos.

  • Syol *

    Que descripción tan fiel la de estos versos..
    Genial !



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.