Gallego Rey

Lo que más temo (carta a la parca)



Lo que más temo no es de ti que me lleves

sino que me embosques y sorprendas aún joven

por este tránsito penar, y que sin tiempo

me dejes en memoria de unos pocos

que se atrevan a recordar mi nombre

 si no te llevas eso también contigo

a donde quiera que me lleves llegada la hora.

 

Déjame de viejo la circunstancia

que nos obligue al pago de lo consumido

me reconfortaría si llego así para verlo

y te estaría agradecido si la gratitud fuese

moneda de cambio en el otro mundo.

 

Pero si al final la barrera que se cierre

tras la muerte sea lo último que divisemos

y llegado el día que mirando de frente

al espejo el reflejo me lleve a la nada

y mi alma ausente me deje y mi cuerpo

se aparque en el camino como una roca inerte

moldeable por la lluvia y el viento sin más forma

que el desperdicio de lo que hoy en día soy

pregúntales a los ausentes que aquí me dejaron

el por qué de esta existencia fría e inútil

porque aunque no hablen los muertos

ni pidan excusas, quisiera comprender

tanta locura que sufro en mis adentros

y saber aunque nunca sepa nada

que mi existencia es tan importante

como la de la hoja que se lleva el viento

y termina en la memoria de la belleza

que el otoño nos regala.

 

Si la respuesta es que no importo nada

no me importa; yo sé que para ti existo:

porque me buscas, porque me tienes en tu lista

y aunque no sea más que otro nombre

que quizás no te importe me llevarás contigo

y esa carga, ligera o pesada, será la prueba

de la importancia de mi triste vida

que como una hoja que se la lleva el viento

termina en la memoria de la belleza

que la vida nos regala.

 

Comentarios5

  • LUIS.RO


    ¡Yo se que eres perpetua!
    ".. yo se que para ti existo"
    ¿perpetuo seré yo en parte?

    Buen poema

    • Gallego Rey

      Gracias :)

    • VOGOT

      "La Frarquita" también engendra su gracia.

    • joanmoypra

      Se nota llegó el Otoño
      para los buenos poetas,
      con sus odas y recetas
      floreciendo cual madroño;
      ¡Qué grande es ser asceta
      donde se adora al demonio,
      por eso iluminados y profetas
      piden en su secta matrimonio!

      Sin duda es muy bueno este trabajo tuyo.

      Un abrazo desde las tierras manchegas de:

      joanmoypra

      • Gallego Rey

        Agradecido. Buenas tierras las manchegas. Allí alumbré no pocos de los poemas que salen en La Fragua del Viento, de cuando mi señora y yo residimos primero en Yeste y luego en Elche de la Sierra, lo cual además nos permitió ir visitando diversos lugares de La Mancha, donde siempre hemos encontrado gentes amables y hospitalarias como en ningún otro lugar de España.

      • Ale Khine

        ¡Conmovedor!

        Dos cosas encuentro muy dolorosas en la vida: que la Parca nos lleve aún siendo jóvenes, y que, a fin de cuentas, vivos o muertos, al Universo inmenso y pavoroso no le importemos nada, absolutamente nada.

        • Gallego Rey

          El universo está demasiado ocupado en sus cosas como para preocuparse de unos seres que no somos otra cosa que irrelevantes en su inmensidad. Gracias por pasar por mi rincón.

        • santos castro checa

          Me uno a los demás y aplaudo de pie...
          Abrazos, hermano.

          • Gallego Rey

            Muy agradecido.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.