Santiago Miranda

Todo es palabra

 

Todo: un sonido
Como el cuerpo
¿Qué uno es?, palabra
Moviéndose en su círculo
De-significados casi por su cuenta
Impropia, deslices en la incomprensión
¿Habría, no habría de ser de otra manera?

Todo lo real; palabra
Mutando lo nombrado, modificándose
A sí como ya al nombrante, siendo máscara
Quien emite la palabra? ¿Más fue pensada por ello?
Nominador de posibilidades inexactas
Lo infalible; no hallarle el nombre
No hay esencia sino uso en la palabra

A la percepción :  la palabra
Extendiéndose en lo imposible
Labor de poetas: ¿Cómo llevar
El fuego de la imagen al vacío
De la mente? Aislar la estrella

Y la luz de la palabra más allá
De su oscuridad innata y con ella
Inocular la palabra y esperar
Ver la multiplicación de la idea
En otra fértil consciencia, contagiada 

Ah la excepción: el trauma
Fugaz vivencia más allá
De la velocidad luz, la palabra
Aventada como un piedra angular
Arrojada como el ser a su existencia 
Inaprehensible es incomprensión fundamental

Y estrelladas, pierden su valor y fe
Llueven palabras, caen desapercibidas
¿Qué sostienen estas palabras
Sino ilusiones? Casi todo
Casi todo lo real; palabra
O que será delirio
Ah la propia excepción
De la palabra su propia falta de sentido



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.