David Pech

La Muerte Hecha Sueños.

Asentada mirada pícara

que burbujea de color ventisco

huye del dolor intenso

que provoca una inhalada.

tosca sensación frutísfera 

que emana mi cuerpo,

con el corazón abierto

expande mi pupila.

 

hilo blanco de placer

que rueda entre hojas verdes

dame sonrisas tenues

y trémulos acentos muertos. 

 

prados cristalinos de ilusiones

tan amargas como los besos fingídos

prolonga mis sentidos

hasta caer en un delirio.

 

ansiedad tan cruda

desesperación extrema

dame más líneas...

de color muerte lino.

has sangrar el olfato

de manera tan bulliciosa

tan sutil y perezosa

hasta dormir en recuerdos.

¡la muerte hecha sueños!

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.