RICARDO ALVAREZ

1- INSTALACIÓN DE ESTÍO 2- SOLO ELLA VIVA



1. INSTALACIÓN DE ESTÍO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Despierta radiante la flor secreta del lirio

el movimiento plástico del follaje no amenaza

agua límpida que baja de la colina hasta el río,

y bajo el candil redondo el castaño descansa.

 

Un mitón argento en fogonazo enciende cantos de grillos

y en los valles la mies se recuesta entre rojizas amapolas.

Centinelas caracolas halagan en susurro tu núbil vestido

mientras van atardeciendo densas quebradas pedregosas

 

acalla el lamento del bosque y cierta quietud de viento

entre espesos azabaches asoman puntas de estrellas,

en este opaco recinto inicia el tosco humo del incienso,

 

abren los pestillos la descomunal estructura del vidrio

y los balcones refractan luminosidad ritual de huellas,

indicios que manifiestan nueva instalación de estío.

 

 

 

De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU

Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2-  SOLO ELLA VIVA

 

 

 

 

Calle cenagosa. Smog por niebla

Polución por neblina

Se arrastra una silueta, calavera y espanto.

Lenguas bífidas

de serpientes. Inexpresivas bocas.

Los gatos rabiosos

de la tarde inflan sus venas.

Nadan en el veneno

 se ahorcan en los balcones.

Rejas y más rejas. Claustros del horizonte

Miseria y codicia. Vil metal corriente

Aire pálido, contaminante de gargantas pútridas.

Cornisas de suicidas sin utopías

 

Negro al por mil

Marrón de puertas

Grises caminando

Adoquines flojos tambaleantes

Baches como cráter

Eruptiva lava sonora

en el pito y las bocinas

En las avenidas, paquidermos uniformados.

Uniformes humanoides.

 

¡ Hora... hora... hora y tiempo ¡

Precisión de reloj suizo

Aguja de hastío clavada en la vida.

Cartones rumbosos. Papel de billete. Tesoro de pocos.

Miradas de vaca y lagarto

¡ Gen. Partícula mínima de herencia obediente ¡

Amor de plagio

Sexo de cemento cuajado

 

Todo gira y gira

en la rueca gris depresiva

Solo ella estable.

Solo ella viva

tras el vidrio blindado del agua

con el sol iluminando su cabeza.

Solo ella viva...

 

¡Inexplicable¡

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.