Elias Castellano

POEMILLA



 

 

 

 

Bendita tiene que ser

esa mujer que un buen día

me regaló su querer.

 

Su talle, como una espiga.

Su cara, una dulce rosa,

de ese rosal que prodiga

al amor su flor hermosa.

 

Me envolvió cual fresca brisa

de una suave primavera,

que al tiempo altiva y sumisa,

perfuma la vida entera.

 

Inundó mi corazón,

y fue, un amor de venida,

que se apeo en mi estación 

sin billete de partida.

 

Elías Castellano Blanco

Comentarios2

  • Jordan Sanchez

    Poema noble y bello.
    Muy buenos versos

    • Elias Castellano

      Muchas gracia Jordan, saludos.

    • Isabellaa

      ¬°Muy dulce!

      • Elias Castellano

        Gracias Isabellaa, encantado.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.