Tamiz

El Fantasma...


AVISO DE AUSENCIA DE Tamiz

Ese fantasma, una bruma

con forma humana y capucha…

se inclinaba ante mi cuna.



Cuando por fin se apartaba,

dejaba ver la ventana

y me aliviaba la luna.



No tenía ojos ni rostro

pero siempre percibía

que a mí me estaba mirando

mientras que yo me encogía.



Un dibujo a pizarrín,

cortado de la pizarra,

flotaba en la habitación,

cuando la luz se apagaba,

dirigiéndose a mi cama.



Nunca se lo dije a nadie,

nunca me hubieran creído,

tampoco sabía expresarlo

siendo yo niño tan niño



Muy quieto, yo esperaba

que se fuera, y... nada más.



Pero no olvido al fantasma,

la ventana, ni la luna.



En esa casa vivía

el fantasma antes que yo

esa casa hoy es hotel…

 

Si visitas mi ciudad,

sea o no en este Noviembre…

y en ese hotel tú te alojas…

te puedes topar con él.



¡Que te aproveche... y lo cuentes,

yo no te digo el hotel!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.