tibaldo

El campo es un erial de tunas

 

El campo es un erial de tunas.
Los platos tienen ronchas de soledad.
Los niños caen desmayados y, tienen el color
de las hierbas de verano.
Como en una cueva, se siente
el goteo lastimoso de la rabia y el llanto.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.