Hugo Blair M.

Tus ojos verdes

 

Cristalinas e impávidas miradas

son el ensueño de tus ojos verdes,

tus pupilas centellan sol y fuego

en los ojos que sirven como espejo.

 

Los recuerdos que vibran en silencio

irradian los celajes de mi mente,

y extienden los caminos en la noche

con sueños que iluminan mi tormenta.

 

En la transparente agua de tu fuente

es donde el alba raya al sol naciente;

quiero rondar tu piel ruborizada

y navegar cada ola de tu mar.

 

Brotan de tus petalos la fragancia

de rosas que tapizan el jardín.

Vislumbro oscuridad en mi morada

si sólo mi piel puede recordarte.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.