ROSARIO ISABEL DIAZ RAMIREZ

La gaviota y el mar

La gaviota blanca entre el mar y el cielo

entre arena dorada, sin lamento,

picotea ella busca su alimento,

entre el perfume el mar, la sal, su anhelo.

 

Es en el fondo del mar el consuelo,

la abundancia en cardume, mar contento,

¡oh ave de mar, busca alimento atento!

Los pececillos para el pequeñuelo.

 

Suspiro una niña juega en la arena,

ella, va, mira a la gaviota blanca

la arena suelta en sus pies, el mar, nena.

 

Cae el atardecer en la mar Franca,

las conchitas, oh esparcidas, sin pena;

la gaviota blanca reposa en banca.

 

 

Comentarios1

  • yosoymoe

    Muy bonito. Gracias por compartirlo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.