Lucy Quaglia

Hastío

Hastío de las horas

sentada en aeropuertos

buscando en la escritura

el tiempo que se pierde

con cosas que se esconden

debajo de la arena,

cuando palabras que escribo

te cuentan de lo lindo

que es vivir en la nada,

sin tiempo en un abismo

de montañas con ríos

que van mintiendo sonidos

de la altitud en el aire

contra la física diaria.

El rojo, el colorado,

el prado, el estofado,

el grano de mostaza, 

el pájaro enjaulado,

las flores del vestido

volando sin sentido

con dientes de marfil

que van mordiendo despacio

alrededor de la oreja

dejando en el oído

un poco de palabras

que me devuelvan de pronto

la vida que se va yendo

detrás de alguna esperanza.

 

 

Comentarios2

  • Mallito

    Es natural el temor de no volver a salvo a casa, sobre todo sola. No se exponga mucho mi querida poetisa. Siempre un placer leer sus letras de sus bellos episodios.
    Con el afecto de siempre

    Mallito

    • Lucy Quaglia

      No estaba sola, una vecina con la que viajo bastante estaba conmigo.
      Mi marido quedó en casa, a él no le interesa viajar.
      En ese viaje ya estábamos por salir en el aeropuerto pero no pudimos porque la tripulación quedó anclada en España por mal tiempo. Dos días esperando la vuelta... Una inspiración muy grande, no solo la espera pero además el momento, la historia vieja mezclada con la joven, el desierto, los camellos, la gente, los soldados. Llené el cuaderno que había llevado con poesías. Mi amiga no habla español pero se admiraba que yo escribiera sin parar...
      Todo esto antes del despertar de la primavera que cambió tantos gobiernos en esa zona.

    • Julio César Santana

      Saludos Lucy.

      Qué miraba? Dónde andaba al escribir este poema? Me ahoga la curiosidad por la forma en que está escrito.

      • Lucy Quaglia

        Creo que estaba en Egipto, que me dejó absolutamente impresionada de la edad de sus monumentos, el desierto, la gente, las tradiciones, la sociedad, y después la espera en El Cairo dado que la tripulación que debía llevarnos de vuelta a casa (Canadá) quedó en España por 2 días debido a una tormenta de nieve.
        (La nieve nos persiguió hasta cuando anduvimos por Egipto...) No estaba sola, una vecina viajó conmigo y nos divertimos bastante, como se pueden divertir 2 señoras de edad acentuada. Ajem. Escribí más de 35 poesías esperando nuestra vuelta.

        • Julio César Santana

          Increíble historia. Sabía que tenía que ser algo tan sublime como eso. Gracias por compartirlo Lucy!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.