Zield

Tempestad

Tormenta oh tormenta hieres tu cielo

¿Es acaso la voz de tus truenos quien viola mi silencio?

Tu aliento frio sopla en la ventana ya vacía

Este sentimiento empañado

en esta plegaria gastada

Revoloteando en tu furia

 

Anhelando la gracia de tu arcoíris,

Alzo mis ojos a tu cielo herido

Mientras continúas vaciándote fría bajo mi piel

Tu silueta sin rostro,

Reposando dominante y Seductora

 

Y Te amé en tu caos de infinitas formas luciferinas

En cada instante Dibujándonos en oscuridad,

Decorándonos de luz en esa inmensidad

Si Confieso que solo logre vivir,

En tu morir al arribar la calma

me recordarías ¿?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.